Noticias

¿Tienes que renovar el alquiler? Trucos sencillos para que no te suban el precio

Ante la escalada del alquiler registrada en los últimos meses, con precios que en Madrid y Barcelona ya han alcanzado los máximos de la época de la burbuja inmobiliaria, el temor de muchos inquilinos es recibir un mazazo en forma de un ajuste al alza de la renta, a la hora de renovar su contrato. Y con razón, ya que el alquiler cerró 2017 con una subida cercana al 9% con respecto al año anterior, y repuntó en el primer trimestre de 2018 un 3,5% interanual y un 0,7% en comparación con el trimestre anterior. En Madrid, el ascenso interanual fue muy superior a la media, al alcanzar el 7,9% y el trimestral, un 4%. El incremento fue más débil en la Ciudad Condal, donde alcanzó de todas formas un 4,2% interanual y un 1,3% trimestral, según el portal inmobiliario Fotocasa.

“La subida del alquiler para los inquilinos con contratos firmados a partir del 6 de junio de 2013, fecha de la última reforma del alquiler, puede establecerse o bien a partir del libre pacto entre arrendador e inquilino o bien, en el caso de que el contrato no incluya ese acuerdo, actualizando la renta a partir del IPC general”, señala Mercedes Blanco, socia directora de la agencia barcelonesa Fincas Blanco. “En los contratos firmados a partir de abril de 2015, arrendador y arrendatario pueden pactar libremente cómo hacer la actualización de la renta solo si el contrato incluye ese acuerdo”, añade.

Si tener estabilidad laboral y unos ingresos fijos es siempre un factor básico para negociar una renta, ¿en qué otros elementos poner el foco, entonces, para que la renovación no salga más cara de la cuenta?

Infórmate sobre la oferta

Conocer con exactitud el precio de los alquileres en la zona donde se vive es “un aspecto fundamental”, subraya la directora de estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, quien agrega: “Ver precios de pisos similares permite compararlos con el precio que pide el propietario”. De esta forma, si este parece algo exagerado, será más fácil comentarlo al casero.

ne este gasto todos los meses o si, por ejemplo, es una herencia, ayudará al inquilino en su proceso de negociación”, asegura Toribio.

De la misma manera, si sabemos que el casero prefiere contratos largos para evitar el hecho de tener que buscar inquilinos con frecuencia, esta puede ser una buena baza para trocar una renovación con una renta baja o estable, según Toribio. Para tener más argumentos (y un plan B en caso de que la negociación fracase), es siempre mejor buscarse antes una alternativa.

Fuente: El País
https://elpais.com/economia/2018/05/22/actualidad/1526998829_905032.html

One Comment

  1. Hola, esto es un comentario.
    Para empezar a moderar, editar y borrar comentarios, por favor, visita la pantalla de comentarios en el escritorio.
    Los avatares de los comentaristas provienen de Gravatar.

Comments are closed.